Tráfico ilegal de vida silvestre mueve 23.000 millones de dólares al año en Colombia

Tráfico ilegal de vida silvestre mueve  23.000 millones de dólares al año en Colombia
  • Estas cifras de la Policía Nacional de Colombia, reflejan que el tráfico ilegal de animales y plantas sigue enriqueciendo a los que venden el patrimonio ecológico del país.
  • Según el Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el mundo, la economía ilegal del tráfico de fauna y flora mueve entre 20.000 y 40.000 millones de euros.
  • Ciudadanos NO deben comprar animales y plantas a los comerciantes ilegales.

Tráfico ilegal de vida silvestre mueve 23.000 millones de dólares al año en Colombia. Especies como las guacamayas, loros, micos, flamencos, toches, mirlas, canarios, tortugas, chigüiros, ardillas, entre otras, están entre las más traficadas. Entre las regiones donde se coordinan la distribución y la comercialización de especímenes de fauna silvestre, que luego son enviados a diferentes departamentos del país, se encuentran Córdoba, Cesar, Amazonas, Putumayo, Vaupés, Guaviare, Meta, Valle del Cauca, Nariño y Chocó. De acuerdo al Ministerio, en Colombia, durante el 2021 fueron incautados 18.638 individuos de fauna.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, invitó a los colombianos a sumarse a la lucha contra el tráfico de fauna y flora.

“El llamado a los ciudadanos es a que también hagan parte de la solución. El Estado hace la política pública, hace los controles y el monitoreo con la Policía, la Fuerza Pública, los entes de control, estamos trabajando todos, pero también el ciudadano está en la responsabilidad y en la obligación de no comprar ese tipo de fauna; un loro, un guacamayo no son mascotas, son fauna silvestre y al tener este tipo de animales en casa, estamos afectando la biodiversidad e incentivando también ese tráfico”.

ministro de medio ambiente y desarrollo sostenible, carlos eduardo correa
El Ministro de Medio Ambiente, Carlos Eduardo Correa, pide a los colombianos, no comprar ese tipo de fauna; un loro, un guacamayo no son mascotas, son fauna silvestre, patrimonio ecológico de nuestro país.
El Ministro de Medio Ambiente, Carlos Eduardo Correa, pide a los colombianos, no comprar ese tipo de fauna; un loro, un guacamayo no son mascotas, son fauna silvestre, patrimonio ecológico de nuestro país.

Este llamado lo hizo el Ministro, desde la II Conferencia de Alto Nivel de las Américas sobre Comercio Ilegal de Vida Silvestre, en la que se debatieron acciones y medidas que han adoptado países de la región para frenar la pérdida de biodiversidad, que es junto al cambio climático y la polución, una de las tres crisis globales que enfrenta la humanidad.

En la Semana Santa, aumenta el comercio ilícito de vida silvestre

“En Semana Santa vemos en diferentes regiones del país tráfico ilegal y consumo ilegal de especies, algo prohibido. A pesar de eso, vemos también que algunos ciudadanos y turistas que circulan por las carreteras compran loros, comen huevos de iguana o compran hicoteas para comer en esta época de Semana Santa, y eso está prohibido”

Ministro de Medio Ambiente de Colombia

Delito de marca mayor

La Ley de Delitos Ambientales, sancionada en agosto de 2021, convirtió la deforestación en un delito que se paga con cárcel, así como el tráfico de fauna y flora, no solo para quien comete el ilícito, sino para quien financia y comercializa, con penas que van de cuatro a 12 años de prisión.

En Colombia, el tráfico ilegal de vida silvestre mueve una economía ilegal cercana a los 23.000 millones de dólares al año, de acuerdo con información de la Policía Nacional, mientras que a nivel global mueve entre 20.000 y 40.000 millones de euros.

Lea también: «Hemos calentado el clima a un ritmo sin precedentes en los últimos 2 mil años»: Bióloga Juanita Aldana

Puroambienteinformativo

Puro

Puro Ambiente Informativo. Reconocimiento Premio Ambiental Gemas 2019. Medio de comunicación pionero del Periodismo Ambiental de Barranquilla y la Costa Caribe Colombiana. Desde 1.997. Dirige: Cielo Rocío Loaiza Sarabia, Periodista y Educadora Ambiental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *